En todo tipo de lesiones deportivas como esguinces, luxaciones, tendinitis, epicondilitis, síndrome de hombro doloroso, agarrotamientos, roturas fibrilares, etc.  se consigue un curación rápida y un acortamiento considerable del tiempo de recuperación debido a que el tejido muscular, tendinoso y conectivo en general tienen una gran capacidad de regeneración celular con la consiguiente recuperación total de la funcionabilidad articular apoyados también por medidas generales de ejercicios isométricos e isotónicos.

 

Este tratamiento está especialmente indicado para deportistas que tengan que recuperarse lo antes posible sin efectos secundarios para volver a la competición.

 

Por lo que si eres uno de los muchos deportistas que por una lesión, no puedes competir al 100% o no puedes ni competir y no te dan esperanzas ni soluciones que te gusten, no lo dudes y acude a nosotros.